DETRÁS DE CADA GRAN OBRA
HAY UN GRAN CONSTRUCTOR

Una buena selección de materiales y una gestión a conciencia de los mismos, te permitirán reducir tu inversion de forma sorprendente y obviamente evitarte dolores de cabeza.

En todo Proyecto de Interiorismo el papel de la dirección de obra resulta fundamental. Se ocupa de certificar el seguimiento del proyecto, la toma de decisiones sobre soluciones constructivas y en definitiva la defensa los intereses del cliente durante la construcción asegurando la calidad de su ejecución y la fidelidad de la construcción respecto a lo proyectado.

Es fundamental disponer de una buena empresa constructora que haga de la calidad y la profesionalidad sus principales premisas. De lo contrario, emerge la desconfianza y todo el proceso se complica en exceso, siendo el trabajo de dirección un continuo desgaste por todas partes.

Nos encargamos nosotros mismos tanto del proyecto como del seguimiento de su construcción. Así que desde un inicio el proyecto y su ejecución quedan en las mismas manos, optimizando así el proceso en todas sus fases. El equipo de construcción colabora desde el principio en la definición del proyecto con el fin de maximizar la calidad y evitar futuros problemas e imprevistos.

Disponemos de una amplia cartera de profesionales seleccionados que conocen de antemano nuestra exigencia y forma de trabajar facilitando aun más el proceso.

CIRCUITO RICARDO TORMO

SEVEN LONDON DRY GIN